INICIO
APARATO URINARIO
INCONTINENCIA URINARIA
TTO. VEJIGA HIPERACTIVA
Generalidades
IU Urgencia
EJERCICIOS DE KEGEL
CONTACTA
 


INTRODUCCIÓN

El tratamiento tiene como objetivo aliviar los síntomas de aumento de frecuencia miccional, urgencia miccional y de incontinencia de urgencia. La elección de un tratamiento específico depende de la severidad de los síntomas y del grado en el que interfieren con el estilo de vida del paciente.

En el momento actual, el tratamiento se basa fundamentalmente en el tratamiento farmacológico que produce la relajación del músculo de la vejiga y la reeducación de los hábitos miccionales. El desarrollo de nuevos tratamientos capaces de controlar, con una eficacia significativa, los síntomas de esta dolencia ha supuesto un gran avance en el tratamiento de esta patología.

MEDIDAS HIGIÉNICO-DIETÉTICAS

El primer paso debe ser la modificación del comportamiento: beber menos líquidos; evitar la cafeína, el alcohol y los condimentos; no beber antes de acostarse y orinar periódicamente y no esperar al último momento. Todas las medidas que favorezcan los ejercicios del suelo pélvico y el entrenamiento de la vejiga son importantes y tienen por finalidad intentar conseguir cambiar los horarios en que la vejiga almacena orina y se vacía.

Las personas con incontinencia de urgencia pueden ayudarse a sí mismas evitando las actividades que irritan la uretra y la vejiga como baños de espuma o el uso de jabones cáusticos en el área genital.


TRATAMIENTOS MÉDICOS DE LA IU POR URGENCIA

El tratamiento fundamental de la incontinencia de urgencia es la medicación a través de fármacos llamados anticolinérgicos. Estos fármacos causan un efecto muy importante sobre la vejiga: reducen su tendencia a la contracción involuntaria del detrusor, que es la causa de la urgencia y la Incontinencia Urinaria por urgencia.

Dado que la contracción vesical ocurre como consecuencia de la activación de los receptores muscarínicos existentes en el detrusor por la acetilcolina, el tratamiento se basa fundamentalmente en el bloqueo de estos receptores, para ello se utilizan fármacos con propiedades antimuscarínicas o anticolinérgicas. Estos fármacos actúan disminuyendo la contractilidad vesical consiguiendo aumentar el intervalo entre micciones y la capacidad funcional de la vejiga.

Este tipo de medicación va a actuar sobre unos receptores específicos que, además de en la vejiga, se encuentran en los ojos, las glándulas salivares, el corazón, el intestino, etc. Estas otras ubicaciones van a explicar los efectos secundarios que habitualmente aparecen en las mujeres que usan este tipo de medicación: sequedad de boca, visión borrosa, estreñimiento, taquicardias, etc.

Recientemente han salido al mercado nuevos anticolinérgicos (solifenacina) que actúan de una forma muy selectiva sobre la vejiga y son menos agresivos en relación con los que había hasta ahora.

Los efectos colaterales más comunes de estos medicamentos son la sequedad en la boca, el estreñimiento y las alteraciones en la visión. A veces desaparecen al reducir la dosis del medicamento.


REEDUCACIÓN VESICAL

El término reeeducación vesical se utiliza para incluir toda un serie de pautas de control de la micción (resistir o inhibir la sensación de urgencia, retrasar la micción, micción programada). Se basa en: programación de micciones, control de ingesta de líquidos y refuerzo positivo.

Partiendo del diario miccional, a la mujer se le proporcionan una serie de instrucciones e información que tienen como objetivo la educación de los hábitos miccionales para recuperar el control perdido. El objetivo inicial se marca en conseguir un intervalo entre micciones de 2-3 horas. Existe evidencia de buena calidad que demuestra que el tratamiento con reeducación vesical reduce los síntomas de vejiga hiperactiva (urgencia, frecuencia, incontinencia de urgencia).

El reentrenamiento de la vejiga consiste en establecer un horario de las veces en que se debe intentar orinar, tratando conscientemente de no orinar entre estos horarios. Uno de los métodos es hacer que la persona se obligue a sí misma a orinar cada hora a hora y media, a pesar de cualquier escape de orina o urgencia durante este tiempo. A medida que se aprende a esperar entre los episodios de micción, los intervalos de tiempo se incrementan gradualmente en media hora, hasta que se llega a orinar entre cada tres y cuatro horas.


LOS EJERCICIOS DE KEGEL

Los ejercicios de entrenamiento de contracción del músculo pélvico llamados ejercicios de Kegel se usan principalmente para tratar a las personas con incontinencia de esfuerzo. Sin embargo, también pueden resultar beneficiosos en el alivio de los síntomas de la incontinencia de urgencia. El principio de los ejercicios de Kegel es fortalecer los músculos del piso pélvico y, en consecuencia, mejorar el funcionamiento del esfínter uretral. El éxito de los ejercicios dependerá del uso adecuado de la técnica y del estricto cumplimiento de un programa regular de ejercicios. Ver ejercicios de Kegel.


CONOS VAGINALES

Otra estrategia es emplear conos vaginales para fortalecer los músculos del piso pélvico. El cono vaginal es un dispositivo con un cierto peso que se inserta en la vagina. La mujer debe entonces contraer los músculos del piso pélvico tratando de mantener el dispositivo en su lugar y sostener la contracción por unos minutos. Este procedimiento debe hacerse dos veces al día. En un lapso de cuatro a seis semanas de comenzado este tratamiento, un 70% de las mujeres presenta alguna mejoría de los síntomas.


ELECTROESTIMULACIÓN

El manejo de la incontinencia de urgencia, por lo general, comienza con un programa de reentrenamiento de la vejiga. Ocasionalmente, la estimulación eléctrica y la terapia de biorretroalimentación pueden emplearse juntamente con el reentrenamiento de la vejiga. La electroestimulación es una forma alternativa de tratamiento para la Vejiga Hiperactiva. Su objetivo es el de inhibir las contracciones del detrusor.


BIORRETROALIMENTACIÓN Y ESTIMULACIÓN ELÉCTRICA

Para aquellas personas que tienen dudas acerca de si están o no ejecutando el procedimiento de Kegel de la forma adecuada, la biorretroalimentación y la estimulación eléctrica pueden emplearse para ayudar a identificar el grupo correcto de músculos por trabajar.

La biorretroalimentación es un método de refuerzo positivo en el cual los electrodos se colocan en el abdomen y a lo largo de la zona anal. Algunos terapeutas colocan un sensor en la vagina de las mujeres o en el ano de los hombres para evaluar la contracción de los músculos del piso pélvico. En un monitor se muestra un gráfico con los músculos que se están contrayendo y los que están en reposo. El terapeuta puede ayudar a la persona a identificar los músculos correctos para realizar los ejercicios de Kegel.

Entre las personas que han utilizado la biorretroalimentación para mejorar el desempeño de los ejercicios de Kegel, aproximadamente un 75% ha informado de mejorías de los síntomas y un 15% se ha curado.

En la actualidad, se considera el tratamiento de elección en la disfunción miccional y se reserva en el síndrome de urgencia e incontinencia de urgencia para aquellos casos en los que no se obtiene respuesta con tratamiento farmacológico.


NEUROMODULACIÓN

Durante los años noventa, los neuromodulación sacra se ha desarrollado como una nueva terapia. El mecanismo exacto de acción se basa en la inhibición de la actividad de la vejiga.

Todos los pacientes son sometidos a un test de estimulación de la raíz sacra S3 antes de ofrecer el implante definitivo.


TRATAMIENTO QUIRÚRGICO

Cuando no existe respuesta a ninguna de las alternativas de tratamiento anteriores la única solución es aplicar medidas paliativas. La cistoplastia de aumento y la derivación urinaria o las técnicas de denervación vesical, son tratamientos aplicados solo en circunstancias excepcionales y en casos muy severos que no responden a otras formas de tratamiento.

 
Top