INICIO
APARATO URINARIO
INCONTINENCIA URINARIA
TTO. VEJIGA HIPERACTIVA
Generalidades
IU Urgencia
EJERCICIOS DE KEGEL
CONTACTA
 


Las pérdidas de orina y las demás alteraciones de la micción no son nunca situaciones normales.
 
Responden a un problema de salud que debe ser estudiado y tratado. Existen diversas formas de incontinencia urinaria, por lo que no hay un solo tratamiento. Es el urólogo quien, tras analizar las características de cada paciente, debe decidir entre uno u otro.

La solución más inmediata suele ser recurrir al uso de absorbentes y compresas. Se trata de una opción para paliar el problema, aunque no para resolverlo. No es la solución más adecuada, especialmente en pacientes jóvenes que podrían beneficiarse de otro tipo de terapias.

Dado que el objetivo fundamental del tratamiento de la IU es mejorar la calidad de vida de las pacientes, es importante saber las preferencias, el tipo de vida que realiza y circunstancias personales de cada una.
A la hora de elegir el tratamiento, el profesional debe tener en cuenta la situación personal de la mujer, sus circunstancias actuales y futuras, la especial vulnerabilidad de las mujeres de más edad para los fármacos y para la cirugía, etc. El médico analizará conjuntamente con la mujer las ventajas e inconvenientes de los distintos tratamientos.

En mujeres de edad con patología asociada o muy deterioradas, se evaluará el grado de afectación de su calidad de vida por la incontinencia y su esperanza de vida, así como el riesgo que supone el tratamiento. La mejoría de la calidad de vida de una mujer de edad con incontinencia de orina puede producirse solo con una disminución en la severidad de los síntomas, ya que muchas veces la continencia total es imposible.

Para la elección del tratamiento, es fundamental conocer el tipo de incontinencia que padece la mujer y para ello se utilizarán toda una serie de factores como son: los síntomas predominantes, los datos de la exploración física, los datos del estudio urodinámico, etc. La existencia o no de patología asociada, ya sea médica o quirúrgica, es otro elemento a considerar a la hora de indicar el tratamiento. Según el análisis de todos estos elementos y con el balance del deseo de la mujer de recibir tratamiento, se eligirá el tratamiento adecuado al tipo de incontinencia.

Existen varias formas de tratar la incontinencia urinaria, y el tratamiento de elección para cada tipo siempre será el menos invasivo y el más eficaz. El uso de dispositivos absorbentes y colectores son útiles en incontinencias que aún no han sido resueltas y en aquellas personas que no pueden ser tratadas por otros medios dadas sus características personales o de su incontinencia.

 
Top